Misión & Visión

Misión & Visión

Misión

Adoramos a Dios y hacemos discípulos

Adorar

La adoración es una experiencia liberadora y renovadora que todo seguidor de Jesús necesita. El amor y la pasión por la presencia de Dios es característica en cada una de nuestras reuniones. En Ciudad de Dios aprendemos juntos a glorificar a Dios a través de los cánticos, nuestro estilo de vida, la generosidad y el servicio a los demás.

Hacer discípulos

Esto lo llevamos a cabo con la ayuda del programa “Sanidad de las Naciones”, que está diseñado para que cada persona experimente el poder transformador del Espíritu Santo, a través de reuniones donde se comparten verdades de la Palabra de Dios y a través de actividades con base bíblica.

 

Visión

Proyecto Ministerial Sanidad de las Naciones (PMSN)

El PMSN es el producto del trabajo de decenas de obreros que juntos descubrimos esta oportunidad de desarrollo de la obra de Dios. Está diseñado para ser una solución integral para la iglesia o denominación, siempre que se compartan los valores que nos dirigen. Se adapta a cualquier congregación. Se diferencia de los modelos para el crecimiento de la iglesia en varios aspectos:

  • El PMSN está pensado para el crecimiento y desarrollo de las personas, no en el simple crecimiento numérico, como sucede con los modelos. El crecimiento numérico es consecuencia de un buen discipulado.
  • Trabajamos bajo el principio de que la calidad es primero que la cantidad.
  • El crecimiento numérico se da en forma horizontal. No hay estructuras jerárquicas. Los organigramas que utilizamos son funcionales no piramidales. Funcionan como mapas de ubicación no como jerarquía posicional.
  • El discipulado es doctrinal – transformador.
  • El PMSN está diseñado en cuatro pilares esenciales de la Iglesia: la atención a las personas, la formación, los grupos pequeños y el culto.
  • Promovemos y educamos en el liderazgo de servicio.
  • La constante búsqueda del equilibrio para la salud de la iglesia.
  • La persona y no la estrategia es el centro de la motivación. Es por eso que en el PMSN la persona es primero. No abusa del tiempo, energía ni de los recursos de los voluntarios.
  • El PMSN es versátil, flexible e inteligente. Se adapta con facilidad a cualquier tipo de congregación o denominación ya sea que se tenga o no un modelo o estrategia previo.
  • Proporciona enfoque, simplicidad y vitalidad.
  • Proporciona la metodología interactiva y los materiales para el discipulado y formación de líderes y ministros.
  • No es una fórmula mágica. La implementación requiere paciencia ya que, es lento al principio.

Si usted es pastor o líder denominacional y desea contactarnos escríbanos.